Close
Urgencias - 672 73 43 73
info@clinicaveterinariaprimavera.com

Preguntas y respuestas sobre la Leishmaniosis canina

¿Qué es la Leishmaniosis canina?

Se trata de una enfermedad parasitaria grave en el perro, causada por un parásito (protozoo microscópico) denominado Leishmania y que transmite una especie de mosquito pequeño llamado flebotomo.

¿Cuáles son los síntomas clínicos más comunes?
El primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. Son habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y las patas en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse. Cuando el cuadro se vuelve crónico, éste se complica observando síntomas relacionados con insuficiencia renal en muchos casos, si bien también puede manifestarse con síntomas oculares (uveítis), articulares (artritis)…

¿Dónde se encuentra la leishmaniosis canina en el mundo?
Entre otros lugares geográficos, aparece principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea, incluyendo Portugal, España, Francia, Italia, Malta, Grecia, Turquía, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos.

¿Dónde se encuentra la leishmaniosis en España?
En España las regiones más afectadas son las de Andalucía, Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Castilla-La Mancha. Se observa en otras regiones pero con menos intensidad.

¿Cuál es la época de riesgo?
La temporada de flebotomos comienza con el calor, normalmente en mayo y finaliza en septiembre u octubre si se prolonga el verano. Los mosquitos permanecen durante el invierno en estado de larvas cuaternarias. Si bien, debido al calentamiento global, en las zonas más cálidas de España encontramos mosquitos prácticamente todo el año.

¿Mi perro se puede morir a causa de la enfermedad?
La leishmaniosis es una enfermedad que causa la muerte a la mayoría de perros afectados por ella y que no reciban tratamiento y vigilancia posterior.

¿Cuál es el riesgo de que mi perro contraiga la enfermedad?
Si su perro no recibe protección alguna, el riesgo aumenta al igual que si su perro permanece más en zonas rurales y periurbanas, en regiones cálidas del país y si está fuera de casa al anochecer.

 

Preguntas sobre el parásito

¿Qué tipos de leishmania existen?
Se diferencian varias especies distintas entre sí del género Leishmania, Leishmania tropica, major, infantum. Dentro de cada especie se definen distintos tipos (“zimodemas”), los cuales muestran mínimas diferencias entre sí.

¿Qué tipos de leishmania existen en España?
En España solamente existe la Leishmania infantum.

¿Cuál es el ciclo de vida del parásito?
En el perro, el parásito vive en un tipo especial de leucocitos (macrófagos) de la sangre, piel y órganos internos, además se encuentra en médula ósea, articulaciones e incluso en el Sistema Nervioso Central.

Cuando un mosquito (flebotomo) pica a un perro infectado, toma parásitos (leishmania) de la sangre de su piel. Dentro del estómago del mosquito, las células infectadas se rompen y los parásitos, que se liberan, cambian su forma y se vuelven alargados. Estas formas alargadas flotan en el contenido estomacal y se adhieren a la pared intestinal.

Se reproducen mediante la división binaria y, en unos pocos días, el estómago del mosquito está repleto de parásitos. Cuando la hembra vuelve a picar, los parásitos se depositan en la sangre de su piel del perro. Aparece una minúscula lesión dérmica (denominada chancro de inoculación) en el punto de picadura, habitualmente en la nariz o la punta de la oreja. Ahí, el parásito coloniza los macrófagos y sufre un cambio morfológico a su forma original redondeada. A medida que el chancro desaparece lentamente, los parásitos se dispersan por la sangre a otros órganos internos.

 

Preguntas sobre la vía de transmisión

¿Cómo se transmite la leishmaniosis?
La leishmaniosis se transmite únicamente a través de un mosquito llamado flebotomo.

¿Todos los flebotomos transmiten la leishmaniosis?
En España, se definen más de una decena de especies de flebotomos entre las cuales solo dos son transmisoras eficaces de la leishmaniosis (P. perniciosus y P. ariasi). Solamente las hembras de estos flebotomos transmiten la leishmaniosis.

¿Porqué solamente la hembra transmite la leishmaniosis?
Ambos sexos se alimentan de azúcares de la savia de las plantas o del néctar de los áfidos, pero solamente las hembras se alimentan de sangre. La hembra necesita sangre para producir huevos. Alrededor de una semana después de alimentarse de sangre, las hembras ponen aproximadamente 100 huevos en el suelo húmedo rico en materia orgánica.

¿La hembra pasa la infestación a su progenie?
No, cada flebotomo nace libre de Leishmania.

¿Cuántas veces tiene que picar la hembra para poder transmitir la leishmaniosis?
Para poder transmitir la leishmaniosis una hembra de flebotomo tiene que picar antes un animal infectado (así se infecta ella) y después un perro sano. Cuando la hembra pica por segunda vez, los parásitos se depositan en la piel del perro e infectan el perro.

¿El flebotomo es realmente la única forma de transmisión?
En perros es la única forma de transmisión conocido. En humanos se ha descrito casos de transmisión por agujas infectadas (transmisión de sangre a sangre directa).

Preguntas sobre el flebotomo

¿Cómo puedo reconocer a un mosquito flebotomo?
Los flebotomos son insectos de tamaño pequeño, con pilosidades y dos alas (2,5-3 mm de largo) que, a diferencia de las demás especies de mosquitos, no emiten un sonido de zumbido al volar. El color va desde pajizo claro a marrón oscuro. Cuando se disponen a picar, saltan con las alas erguidas sobre el cuerpo del animal. También pican a los humanos de la misma forma. Algunas personas sensibilizadas a las picaduras presentan una reacción fuerte de prurito.

¿Cuál es su hábitat?
Los mosquitos no pueden verse durante el día porque permanecen en grietas, oquedades y hendiduras. Los mosquitos que transmiten la leishmaniosis canina no viven en las playas pero son más abundantes en áreas rurales o lugares con árboles en las ciudades, como jardines y parques donde haya abundancia de materia orgánica.

¿Cuál es el ciclo de vida del flebotomo?
Las larvas eclosionan de los huevos una semana después de la puesta. Hay cuatro estadios larvarios antes de que la pupa o crisálida se forme. Los adultos maduran 10 días después. El ciclo completo desde huevo a adulto dura aproximadamente 2 meses.

¿Cuantas veces una hembra necesita picar?
Una hembra pica normalmente 3-4 veces antes de morirse. Una hembra infectada puede contagiar hasta 2-3 perros.

¿En qué momento del día pica el flebotomo?
El ciclo de actividad de los mosquitos comienza al atardecer y continúa hasta el amanecer. Los mosquitos del área mediterránea prefieren las noches cálidas (no menos de 16°C) y, debido a su tamaño pequeño, no pueden volar con vientos fuertes (más de 1 m/segundo). Sin embargo, pueden viajar a largas distancias (hasta 2 km).

¿El flebotomo también entra en casa?
Mayoritariamente, pican más en el exterior, aunque también se ven frecuentemente en el interior de las casas. Buscan el alimento de sangre gracias al olor del animal que les llega a través de las corrientes de aire. Entonces vuelan en contra de dichas corrientes para asentarse y picar.

 

Preguntas sobre el diagnóstico de la enfermedad

¿Qué debe hacer si pienso que mi perro tiene la enfermedad?
Visite a su veterinario quien realizará una prueba analítica mediante una muestra de sangre de su perro. Dependiendo de su estado, también tomará una muestra de la médula ósea o del tejido de un ganglio linfático inflamado para examinarla al microscopio y detectar los parásitos.

¿Cuál es el período de incubación de la enfermedad?
El período de incubación puede variar entre 3 y 18 meses. De forma excepcional, la enfermedad puede permanecer en latencia durante varios años. Algunos perros son resistentes y, aunque reciban picaduras de los flebotomos, nunca mostrarán síntomas de la enfermedad siempre y cuando estén correctamente alimentados y no estén sometidos a estrés. Esta resistencia, probablemente, está determinada genéticamente.

¿Qué métodos de diagnóstico existen?
Básicamente se utilizan técnicas que nos permitan detectar el parásito (parasitológicas) o bien la respuesta defensiva del enfermo frente a éste. Cuando se tienen sospechas de que un animal padece leishmaniosis se utilizan varias pruebas al mismo tiempo a fin de asegurar el diagnóstico, entre ellas podemos citar la toma de muestras de la médula ósea o ganglio linfático a fin de visualizar el parásito, pruebas serológicas (IFI o ELISA) para controlar el grado de respuesta inmunitaria que el animal presenta y proteinograma.

En zonas endémicas de leishmaniosis canina, los perros, de forma rutinaria, se controlan anualmente mediante unos kits rápidos utilizando la sangre para detectar de forma temprana el posible contagio

¿Qué fiables son los test de diagnóstico?
Utilizados de forma conjunta la fiabilidad es casi del 100%.

¿Con que frecuencia debo hacerle un test de leishmaniosis a mi perro?
Debe de llevar su perro al veterinario al menos una vez al año. De esta forma se está a tiempo para un tratamiento de control de síntomas y el riesgo de muerte es mucho menor.

 

Preguntas sobre el tratamiento de la enfermedad

¿Pueden tratar a mi perro?
Sí. Si observa los síntomas clínicos, lleve su perro a la clínica veterinaria para realizar una prueba serológica si sospecha que ha sido infestado. El tratamiento tendrá más éxito si se inicia en las primeras fases de la enfermedad.

¿El tratamiento curará definitivamente a mi perro?
No, el tratamiento no mata a todos los parásitos y por tanto el animal seguirá siendo positivo el resto de su vida, pero sí se evita que la enfermedad progrese y que el animal tenga síntomas que pueden acabar con su vida.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?
Habitualmente se da un tratamiento más «agresivo» durante un mes y luego un tratamiento de mantenimiento. En ocasiones la enfermedad puede reactivarse y puede ser necesario volver a dar el tratamiento inicial.

¿Qué tipos de tratamiento existen?
Los fármacos utilizados mas comúnmente son compuestos antimoniales. Se aplican mediante inyección y el tratamiento dura un mes. Si bien, el tratamiento debe adaptarse a cada animal y según como tenga el riñón, existiendo otros tratamientos posibles orales.

¿Cuál es la posibilidad de recaída?
Muy variable y difícil de cuantificar. Dependerá de la calidad de vida del perro, de posibles reinfecciones por otros flebotomos, del control veterinario que se practique, etc.

¿Se controla la leishmaniosis mejor si se diagnostica la enfermedad antes?
Cuanto antes se diagnostica la enfermedad mejor se puede controlar.

¿Qué hago si los síntomas vuelven a aparecer?
Acuda inmediatamente a su veterinario para controlar a su mascota.

 

Preguntas sobre la prevención de la enfermedad

¿Puedo vacunar a mi perro contra la leishmaniosis?
Si, existen en el mercado vacunas contra la Leishmaniosis, con un alto nivel de eficacia, siendo necesario la revacunación anual para mantener la inmunidad frente a esta enfermedad.

¿Hay otros productos que protejan a mi perro?
Hay productos disponibles en spray, en pipeta y collares, que protegen contra la picadura del flebotomo.

¿Cómo protegen estos productos a mi perro?
El modo de acción de estos productos principalmente es un efecto repelente frente a la picadura del transmisor (flebotomo) del parásito (Leishmania). Un mosquito que no pica, no transmite la leishmaniosis.

¿Puedo proteger mi perro 100% contra la picadura del flebotomo?
Ningún producto puede ofrecer una protección 100%. Lo mejor que se ha logrado es una protección de 95%. Si bien, un animal que esté vacunado y que se prevenga la picadura usando pipetas o collares, tendrá una protección cercana al 100%.

¿Si ningún flebotomo pica a mi perro, es 100% seguro que no se infecta?
Como el único transmisor de la leishmaniosis es el flebotomo, podemos estar seguros que si ningún flebotomo infecta a su perro es imposible que enferme.

¿Qué más puedo hacer para evitar la picadura?
Mantenga a su perro dentro de la casa desde el atardecer al amanecer entre los meses de mayo y octubre. Utilización de mosquiteras en la zona de descanso de su mascota.

 

Preguntas sobre el riesgo para humanos

¿Cuántos casos de leishmaniosis hay en humanos en el mundo?
Difícil de precisar, se estima que existen 2 millones de nuevos casos cada año, en el mundo.

¿Cuántos casos de leishmaniosis hay en humanos en España?
Se estima que en los últimos años se registran entre 150 y 200 nuevos casos cada año. La mayor parte de ellos están relacionados con pacientes de SIDA, enfermos inmunodeprimidos, niños pequeños y pacientes sometidos a trasplante que reciben medicación inmunosupresora para evitar el rechazo

¿Puedo contraer la enfermedad si recibo la picadura de un mosquito infestado?
Si, aunque la probabilidad de contraer la enfermedad es mayor, en el caso de personas inmunodeprimidas por otras enfermedades.

En los últimos años, se han producido algunos rebrotes de la enfermedad en los que ha aumentado el  número de casos en humanos, incluso entre personas sanas, debido al aumento del número de conejos y liebres en parques de zonas periurbanas, constatándose, que estos animales, están actuando como reservorios de la enfermedad.

¿Mis hijos tiene mayor riesgo de contagio?
En el caso de los niños de corta edad, al no tener totalmente desarrollado su sistema inmunitario, son más susceptibles de contraer y desarrollar la enfermedad.

¿Hay más riesgo de contagio teniendo un perro en casa?
No existen estudios concluyentes al respecto, pero la lógica nos lleva a pensar que el riesgo de sufrir la infección no aumenta en presencia de alguna mascota en casa, aunque ésta padezca la enfermedad. En zonas endémicas de Leishmaniosis el número de flebotomos que circulan es muy elevado, pudiendo recibir picaduras en cualquier lugar.

¿Tengo que tomar precauciones especiales para evitar la enfermedad?
Si, conviene tomar una serie de medidas preventivas, sobre todo si se frecuentan parques donde proliferen liebres y conejos, al anochecer, durante  los meses de mayo a octubre;  siendo necesario utilizar medidas de protección de la piel,  con ropa adecuada (manga larga y pantalón largo) y lociones repelentes y proteger los cochecitos de bebé con tela antimosquitos.

En los domicilios, en las zonas de riesgo, se deben utilizar repelentes de mosquitos y mosquiteras en las ventanas.

 

Fuente: Intervet

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *